RADIO PAZ

Canción actual

Título

Artista

Background

Juntos en el tiempo libre, no aislarse con el ordenador o el móvil

6 de mayo de 2024

El Papa recibió a los miembros del Cuerpo de la Guardia Suiza Pontificia, que han venido con sus familias para su celebración. Por la tarde la jura de treinta y cuatro nuevos reclutas. Su recomendación fue alimentar la vida comunitaria con deportes y viajes por Roma, yendo «contracorriente» frente a la costumbre de muchos jóvenes de estar «solos» con el ordenador o el móvil.

Salvatore Cernuzio – Ciudad del Vaticano

Agradecimiento del Santo Padre «por la presencia» y por el «generoso y diligente» servicio diario. Una recomendación: «Cultivar activa e intensamente la vida comunitaria», quizá incluso con viajes por Roma o actividades deportivas, yendo «contracorriente» respecto a la tendencia de los jóvenes de «pasar el tiempo libre solos con el ordenador o el móvil». Y una promesa:

«El nuevo cuartel, actualmente en fase de proyecto, debería contribuir de forma importante a la reunificación de los guardias y sus familias, que actualmente se ven obligados a vivir algo dispersos por falta de espacio”.

El Papa Francisco recibió a los miembros del antiguo cuerpo de la Guardia Suiza Pontificia, junto a los familiares que han venido a celebrar este 6 de mayo el aniversario del saqueo de Roma (1527), en el que 189 Guardias Suizos defendieron al Papa Clemente VII frente al ejército de Carlos V. Esta tarde, treinta y cuatro nuevos reclutas jurarán sobre la bandera del Cuerpo proteger y defender al actual Pontífice y a todos sus sucesores aun a riesgo de sus vidas, como hicieron sus antepasados.

Un servicio gentil, atento y escrupuloso

Para el Papa, se trata de un día «siempre esperado y bienvenido» porque es una ocasión para expresar públicamente su gratitud «por la presencia y el servicio de la Guardia Suiza».

“En primer lugar por la presencia: una presencia que destaca por su calidad, por su estilo amable, atento, incluso escrupuloso. Y, por supuesto, por el servicio diario, siempre generoso y diligente”

Ambiente positivo en el Cuerpo

La gratitud se dirigió también a las familias de estos jóvenes, «porque si están aquí, y si están bien educados, se debe en primer lugar al ambiente en el que han crecido», dijo el Pontífice. Y dirigiéndose a los propios Guardias, dijo sentirse contento por «varios aspectos positivos» que le han comunicado los superiores. En primer lugar, el «excelente espíritu de Cuerpo», luego el «ambiente positivo y respetuoso en los cuarteles», «un comportamiento cortés hacia los superiores y los invitados, a pesar de los periodos a veces largos de servicio intenso y fatigoso», debido al hecho, admitió el Papa, «de que numéricamente están un poco por debajo del efectivo».

“Demuestran un alto nivel de motivación y voluntad de servicio, y también – esto me hace muy feliz – buenas relaciones entre ustedes: hacen excursiones juntos, pasan las vacaciones juntos, salen juntos a menudo. ¡Y eso es muy bello!”

Buenas relaciones

Las relaciones son, en efecto, «la experiencia clave» para los cristianos, y las buenas relaciones son «el camino principal para nuestro crecimiento y maduración humana y cristiana». Y la vida en la «gran familia» de la Guardia Suiza, durante al menos dos años de servicio, es por tanto «un tiempo muy importante y formativo para ustedes».

«No se trata sólo de un período de trabajo, sino de un tiempo de vida y de relaciones, de comunión intensa en una compañía diversa. Esta diversidad e intensidad de comunidad y de relaciones entre ustedes en el ambiente cotidiano del cuartel es un aspecto esencial y cualificante”, subrayó Francisco.

El nuevo cuartel y la reagrupación familiar

En esta perspectiva, el Papa se refirió al nuevo cuartel, actualmente en fase de planificación, cuyo proyecto de reurbanización y puesta en valor del Passetto di Borgo y Porta Sancti Petri, en la Ciudad del Vaticano, fue presentado en diciembre del año pasado.

Un amplio proyecto que incluye una especial atención a los criterios de sostenibilidad ecológica y adaptación sísmica, una sensibilidad hacia las instancias de protección del patrimonio histórico y arqueológico de la zona y el trazado urbanístico circundante, así como una nueva y más funcional disposición de las dependencias, adaptadas además a las novedades de la reforma del Cuerpo iniciada por el propio Papa Francisco en el 2018. Entre ellas, la extensión de la facultad de contraer matrimonio (antes reservada a los oficiales) a todos los soldados tras los primeros cinco años de servicio.

“El nuevo cuartel debe contribuir de forma importante a la reunificación de los Guardias y sus familias, que actualmente se ven obligados a vivir algo dispersos por falta de espacio, y por tanto también al sostenimiento y fortalecimiento de este vínculo y sentido de familia dentro del Cuerpo”

«Ir contracorriente»

La invitación del Papa fue, por tanto, «a cultivar activamente la vida comunitaria». Para ello, es necesario ir un poco «contracorriente», dado que «hoy está muy extendida entre los jóvenes la costumbre de pasar el tiempo libre a solas con el ordenador o el móvil».

“Por eso también les digo a ustedes, jóvenes guardias: iVayan contracorriente! Por favor, ¡a contracorriente! Es mejor utilizar su tiempo libre para actividades comunes, para conocer Roma, para momentos de fraternidad en los que contar y compartir, para hacer deporte…”

«Estas experiencias – les aseguró el Pontífice – los construyen por dentro y los acompañarán durante toda su vida”.

Misa del cardenal Parolin y juramento por la tarde

Antes de la audiencia con el Papa Francisco, los Guardias Suizos participaron en la misa presidida por el cardenal Secretario de Estado, Pietro Parolin, en la Basílica de San Pedro a las 7.30 de esta mañana.

Y esta tarde prestarán el juramento en el patio de San Dámaso ante la presencia también de una delegación de la Confederación Helvética y del sustituto, monseñor Edgar Peña Parra, como representante del Papa. El propio Peña Parra presidió ayer por la tarde las Vísperas en la Iglesia de Santa María de la Piedad del Campo Santo Teutónico, a las que siguió la exposición de la corona en honor de los caídos del 6 de mayo del 1527 y la imposición de honores en la «Piazza dei Protomartiri Romani».